Fondo pictórico

La colección permanente

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Cacería

Nº de inventario: 278


Tema: Alegoría
Técnica: Dibujo sobre papel
Fecha: 1944
Medidas: 160,9 X 267,3 cm

DESCRIPCIÓN

Se presenta un amplio escenario: un valle en el que en primer término aparecen tropas militares. A la izquierda tres caballeros alineados sobre sus corceles, acorazados y lanza en ristre, vistos desde el lado derecho. El primer caballero realiza una cabriola y relincha. Bajo las patas del equino se inician unas rocas que forman un suave promontorio. A continuación hay tres perros, uno retrasado y aullante. Después un grupo nutrido de soldados distribuidos en segundo plano, vistos desde el lado derecho y espalda, con la pica al hombro. De ellos dos quedan en primer término, para incidir en el efecto de la lejanía espacial. Permanecen en actitud de caminar, con la pierna derecha retrasada, mirando al cortejo de damas que se ofrece a su izquierda. En el ángulo derecho dos briosos caballos ensillados y enjaezados son representados en posición lateral. El más próximo al espectador relincha torciendo el cuello. Las tropas avanzan hacia el fondo, en dirección izquierda-derecha, donde las rocas declinan junto a unos chopos, en cuyas proximidades retozan tres ciervos. Flanquean los soldados un cortejo de damas que avanza por el valle, seguido de lanceros y jinetes que asoman tras el recinto amurallado dispuesto al centro de la composición sobre dicho cortejo, en un paraje rocoso de donde cuela un arroyo que desaparece al fondo del barranco junto a unos chopos. Desde una altura dominan los abanderados a caballo. Varios edificios asoman en las laderas de esta elevación: una iglesia a la izquierda, un torreón y la puerta de un castillo a la derecha. A los lados de la composición se ofrecen lejanías espaciales: campos arbolados por la izquierda y la silueta de unas murallas sobre un cabezo; la iglesia de Eunate por la derecha. La conformación del terreno semeja el de la zona media de Navarra. Se confía al cielo el espacio restante. El horizonte es alto. El conjunto se planteó como un amplio escenario que dé cabida a gran número de figuras, distribuidas con sentido efectista y épico. Así los planos espaciales son numerosos y la perspectiva es acorde a los efectos visuales que deben producir los murales. La visión histórica propuesta combina realidad (Eunate) con ficción y se localiza en el siglo XV. La distribución de las figuras y concepción del mural son de gran gusto, evitando caer en el recargamiento. Se establecen líneas de fuga visual hacia el fondo, que aparece más simplificado. Hay dinamismo en los grupos y fuerza en los primeros personajes (lanceros, caballos, rocas). Desde el punto de vista técnico, se han perfilado los cuerpos con pincelada curvilínea envolvente y se ha trazado en ellos los detalles fundamentales de indumentaria, arreos, plegados, etc. Las masas (montañas, rocas, árboles) se han perfilado y las construcciones se han pormenorizado más, incluso sombreado.

 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11