Pedro Salaberri. 2008

Pedro Salaberri. 2008

Pedro Salaberri. Exposiciones Museo Gustavo de Maeztu

Pedro Salaberri. Exposiciones Museo Gustavo de Maeztu

Museos con cuadros bellísimos.

 

Lugares donde resplandece

el esfuerzo por dejar señales.

 

Talento y sabiduría.

 

Refugios.

 

 

 

 

Al llegar a Roma me pareció entrar en un museo.

 

La presencia de la historia era tan fuerte

que pensé podría ser una carga

para la vida de todos los días.

 

Más adelante me di cuenta que en Estella

donde he ido ya cientos de veces,

suelo tener una sensación semejante.

 

¡Pero que maravilla!

 

 

 

 

Los paisajes de tierra Estella me resultan familiares.

 

Campos habitados y preparados para cultivar.

 

Pueblos limpios que apenas crecen.

Un tiempo detenido y una luz que parece dorada.

 

Respiro allí un otoño permanente.

 

 

 

 

 

Es húmedo, caliente y acogedor.

 

Tiene todos los colores sobre un fondo de verde infinito.

 

Cubre sus aristas con un manto vegetal y en su interior nace un color rojo que el sol transforma en violeta.

 

Una habitación

donde imaginarse la felicidad en compañía.

 

Una pasión calmada.

 

El Baztán.

 

 

 

 

 

Paisajes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR