Sala 1

Sala 1

Sala 1 Museo Gustavo de Maeztu. Estella-Lizarra

La mujer como epicentro de la obra de GUSTAVO DE MAEZTU, protagoniza el contenido de la Primera Sala del Museo. De formas rotundas y monumentales, las mujeres de Maeztu son opulentas porque su alta carga de simbolismo determina su mensaje.

La mujer, siempre en primer plano, se muestra en ocasiones desafiante, como en el caso de “Eva”, mujer fuerte y rotunda, sabedora de su poder y dueña de su sexualidad. Mujeres que emergen como esculturas y se imponen en el cuadro, perfiladas con nitidez, moldeadas, con rasgos indeterminados, son paradigma de la fecundidad y la fuerza espiritual, pero también en ocasiones, son mujeres de ensueño, musas de la noche o de la belleza.

Si sus formas son ampulosas, también lo es el color, siempre trabajado con pincelada ancha, aplicado con múltiples veladuras, Maeztu emplea colores cálidos, rojos, azules, violetas o amarillos.