Fermín Alvira. Miradas Cruzadas

Fermín Alvira. Miradas Cruzadas

Exposición Fermín Alvira "Miradas Cruzadas". Del 30 de septiembre de 2016 al 7 de enero de 2017. Museo Gustavo de Maeztu de Estella-Lizarra (Navarra)

Exposición Fermín Alvira "Miradas Cruzadas". Del 30 de septiembre de 2016 al 7 de enero de 2017. Museo Gustavo de Maeztu de Estella-Lizarra (Navarra)

El reconocido artista navarro Fermín Alvira (Pamplona, 1972) es uno de los grandes protagonistas del programa de otoño en el Museo Gustavo de Maeztu de Estella, que este año cumple sus bodas de plata. Él clausura, hasta el 7 de enero, el proyecto denominado Miradas cruzadas con una intervención pictórica encargada por la propia directora, Camino Paredes, buscando un “diálogo” entre su obra y la de la colección permanente de Gustavo de Maeztu. A su vez, la muestra de Alvira supone “un pequeño homenaje a tantas personas que a lo largo de estos 25 años han visitado el museo; a esas caras anónimas que nos han regalado su atención, su respeto y su interés por la obra de Gustavo de Maeztu”, agregó Paredes.

El autor, -que toma el relevo a los trabajos del fotógrafo Paco Cañas y del diseñador Pedro Irulegui-, agradeció la invitación a un proyecto “ambicioso y con muchos atractivos para cualquier artista” que ha vivido “como un sueño hecho realidad. “Cuando me planteé mi intervención, me ayudó a situarme y a establecer un diálogo con él, el hecho de conocer su obra y su persona. Yo diría que la pintura, y el arte en general, te ofrecen una posibilidad un tanto mágica de estar en un espacio intemporal, y eso me ha hecho conectar, en este caso con Gustavo de Maeztu, hasta sentir que compartíamos estudio”, dijo.

Ocho de las nueve obras que se intercalan entre la colección permanente las ha realizado Alvira ex profeso para este encargo estableciendo un “diálogo” con el artista alavés. “He creado pensando en cómo su obra influye en mí y en los artistas y el lenguaje contemporáneo”. Se distribuyen en cuatro bloques. En el primero, la mujer es protagonista emulando los “conceptos” de Maeztu, como la belleza, el erotismo o la sensualidad, pero también la fortaleza, el tesón o el trabajo.

En el segundo bloque se inspira en la creación paisajística del pintor y en la tercera se atreve incluso con algo inédito para él, como un autorretrato que abordó “con cierto pudor”. Para acabar, refleja como hacía Maeztu “escenas espontáneas que uno se puede llegar a encontrar en la calle y que son inspiradoras para un artista”.

La muestra se complementa con talleres, -uno infantil y otro para adultos- que tendrán lugar en los próximos días para acercar al museo y a Maeztu a los ciudadanos. Así mismo, Alvira dirigirá dos visitas guiadas en diciembre y en Navidad habrá una mesa redonda abordando la relación entre el arte clásico y el contemporáneo. Para acabar, se va a impartir un curso con las “claves para entender el arte contemporáneo”. Todo con el apoyo también del Gobierno foral.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR