Will Faber. Pintura y sensibilidad (Alemania, 1901- Barcelona, 1987)

Will Faber. Pintura y sensibilidad (Alemania, 1901- Barcelona, 1987)

Will Faber. Pintura y sensibilidad (Alemania, 1901- Barcelona, 1987). Exposiciones Museo Gustavo de Maeztu

Will Faber. Pintura y sensibilidad (Alemania, 1901- Barcelona, 1987). Exposiciones Museo Gustavo de Maeztu

A partir del sábado 15 de junio, y hasta el 21 de julio de 2013, el Museo Gustavo de Maeztu de Estella-Lizarra presentará la exposición “WILL FABER ZIETZ, PINTURA Y SENSIBILIDAD” (Alemania, 1901-Barcelona, 1987).

Esta muestra que de manera singular y excepcional nos acerca el profundo compromiso que con el arte y en concreto con la pintura tenía el magnífico artista alemán WILL FABER, nos presenta por primera vez en Navarra, una exposición selecta a través de la cual podemos apreciar en toda su dimensión la vasta y significativa calidad de la obra de este interesante pintor del pasado siglo.

La muestra en total reúne más de 21 obras del pintor, pertenecientes a colecciones privadas, realizando un exhaustivo recorrido por la producción del artista Alemán a través de piezas muy representativas del lenguaje creativo de este singular pintor.

LA EXPOSICIÓN

La muestra es una ocasión especial de poder contemplar en Navarra por primera vez a través de la obra pictórica de WILL FABER ZIETZ, el recorrido artístico y vital de este creador Alemán tan desconocido en nuestra Comunidad Foral. La búsqueda por expresar la realidad del entorno social, político y cotidiano ha sido una constante en la historia del arte universal. Por ello, WILL FABER ZIETZ (Saarbrucken, Alemania, 1901- Barcelona, 1987), se inscribe en ese grupo de artistas que, con un lenguaje singular y propio, con una trayectoria fiel así mismo, es decir sin concesiones a lo banal ni a lo superficial, supo plasmar con maestría y lirismo, la visión de sí mismo en el mundo que le tocó vivir.

El mundo por el que se movió es sin duda, el que marca la historia del arte contemporáneo. En 1926 se traslada a Berlín y en 1932 en plena efervescencia de los fascismos y dada la atmósfera asfixiante en que se encontraba su país, él y su mujer abandonaron Alemania y se instalaron en Barcelona.

En Barcelona Faber trabajó en los primeros años como diseñador gráfico e ilustrador con una gran influencia tanto del racionalismo espacial de la Bauhaus como del orientalismo integrador promovido por Kandinsky. De aquella época hay que destacar el cartel anunciador del licor anís el Mono, que no se llegó a editar; las portadas de la revista D’Ací i d’allà, (dos números del 1932 y tres números del 1933), el diseño de las portadas del número veinte de la revista A.C., editada por el Grupo de Artistas y Técnicos Catalanes pera el Progreso de la Arquitectura Contemporánea y reproducidas en la revista alemana Gebrauchsgraphik en 1937; los diseños para papel y cajas para empaquetar bombones de la casa Esteve Riera, la ilustración de El libro de te de Okakura-Kakuzo, editado por la Librería Catalònia de Barcelona.

El verano del 1934 Will Faber escogió Ibiza para pasar las vacaciones, y la fascinación que sintió por sus parajes hizo que permaneciera hasta 1936. Con la llegada de la Guerra Civil, Faber se marchó a Alemania, donde permaneció hasta su retorno en 1939.

Los años cuarenta y cincuenta representan una profunda renovación en la pintura de Will Faber, con una notable influencia de los elementos abstractos de Paul Klee y una progresiva evolución hacia la geometrización de las formas.

A partir de final de 1957 y hasta 1964, la trayectoria pictórica de Faber muestra una ruptura clara con las soluciones precedentes, que lo llevó hacia el terreno del informalismo matérico, con la incorporación de técnicas innovadoras, calidades matéricas y un sentido máximo de libertad en la composición. La gran variedad de soluciones utilizadas por el artista demuestran su magistral dominio técnico, que adoptó cualidades personalizadas en el uso del collage, frottage, grattage, dripping y assemblage, presentes en unas obras que sólo pretendían evocar estados de ánimo y sensaciones sin ninguna referencia concreta. Con el tiempo su participación en exposiciones nacionales e internacionales se hizo cada vez más frecuente. La exposición antológica que Will Faber preparó al Instituto Alemán de Cultura de Barcelona en 1964 marcó una línea diferente en su trayectoria, situando su obra dentro de un nuevo lenguaje determinado por la incorporación en su mundo abstracto de toda una serie de signos, puntos, líneas, números, letras del alfabeto y palabras. Su estilo se vio enriquecido, sobre todo en los años setenta, por la acentuación de los contrastes dentro de la misma gama cromática.

Sus últimas creaciones, que hay que situar entre 1975 y 1987, fecha de su muerte, se mantendrán en el ámbito de la abstracción, muchas veces en forma de obras sin título que presentan diferentes materiales adheridos, como cartones de embalaje pintados y recortados, o simplemente la pintura aparecerá sobre objetos variados como piedras, cajas o abanicos.

El reconocimiento a su tarea como artista llegó en forma de múltiples premios, homenajes y exposiciones antológicas. La obra de Will Faber se puede encontrar en diferentes colecciones como las del Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, el Museo de Arte Moderno de Barcelona, el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza, el Museo de Arte de Berna, el Museo de Arte de Saint-Étienne y el Museo Internacional Salvador Allende, entre otros.

Estamos ante una ocasión única, es la primera vez que puede contemplarse este trabajo singular, la primera vez que este canto de autenticidad, buena pintura y sinceridad creativa se exhibe en Navarra, y lo hacemos desde el MUSEO GUSTAVO DE MAEZTU en lo que es un compromiso con el arte auténtico, el arte de los grandes para todos los públicos. Estamos ante una muestra comprometida, veraz, delicada y valiente, cargada de sensibilidad y maestría formal.

La exposición ha sido producida para ser contemplada con total reverencia y detalle, el Museo GUSTAVO DE MAEZTU en esta ocasión gracias a la colaboración y la voluntad generosa de los propietarios y el patrocinio de REVISTART, nos permite contemplar esta muestra excepcional y relevante, que le hace continuar en la línea de producciones de gran calidad dirigidas al público de Navarra y a todo aquel que desee disfrutar con la contemplación de una muestra de indudable contenido pictórico y calidad contrastada.

El Museo Gustavo de Maeztu centra el núcleo de su programación en lo que denominamos el Programa EN DEFENSA DE LA PINTURA, que nos permite acercarnos al arte a través de la especialización de la pintura y todas las técnicas que en torno a ella configuran le creación artística.

RECORRIDO EXPOSITIVO

La muestra sigue un recorrido estético y cronológico, siguiendo el recorrido de la edición, y está ubicada en EL ESPACIO UNO del Museo Gustavo de Maeztu.

PUBLICACIÓN

La exposición va acompañada de la edición de un catálogo. Además de una extensa y completa bibliografía el catálogo reproduce todas las obras.

HORARIOS Y FECHAS

La exposición “WILL FABER ZIETZ, PINTURA Y SENSIBILIDAD” (Alemania, 1901-Barcelona, 1987) podrá visitarse del 15 de junio hasta el 21 de julio de 2013.

El horario de visita es días laborables, de 9,30 a 13 horas. Sábados, Domingos y Festivos de 11 a 14 horas. Lunes cerrado. La entrada es gratuita.

INAUGURACIÓN.

El acto de PRESENTACIÓN E INAUGURACIÓN tendrá lugar en el MUSEO GUSTAVO DE MAEZTU, el próximo sábado, día 15 de junio a las 12 horas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR