La musa nocturna

Online Corpusa


EZINBESTEKO IBILBIDEA

La musa nocturna

Nº de inventario: 007


Tema: Figura femenina
Técnica: Óleo sobre tela
Clasificación: objeto de arte
Fecha: 1918 - 1919
Medidas: 204,5 x 150 cm

DESCRIPCIÓN

Mujer joven de amplios contornos cubierta por elegantes galas, transparente velo negro y larga cola, en la cual destaca el acabado de las formas y mezcla de colores de elevado romanticismo. Alza su brazo derecho mientras que el contiguo se flexiona, tornando en un gesto femenino elegante y sugerente. Su expresión es delicada y exquisita. Su mirada nos invita a observar el paisaje, como si de nuestra anfitriona se tratase. La paleta cálida de colores azulados nos recuerda la noche del paisaje mediterráneo, lleno de naturaleza y bello misterio.

Este cuadro forma parte de una composición más amplia, un tríptico de siete metros titulado “La Noche”, y que refleja una manera de componer muy del agrado de Gustavo de Maeztu durante estos años. Con este formato, tradicionalmente vinculado a la temática religiosa, el artista pretendía narrar una historia ensalzando los motivos simbólicos y misteriosos que implica la noche. El cuadro destaca por su delicado colorido, el ambiente romántico y el sugestivo misterio que evoca todo el conjunto. En la obra contemplamos una mezcla de paganismo filosófico animado por un espíritu romántico. En palabras del escritor navarro José María Iribarren “el color es una sinfonía que tiene su momento inicial en el paisaje mitológico de las Hespérides, guardadoras de manzanas de los siete tormentos humanos, desenvolviéndose después cadenciosamente hasta componer el tipo de la Musa de la sensualidad”.

En este cuadro podemos observar la sintonía con el pintor Anglada Camarasa reflejada en la propia temática femenina y en una grata predilección por el color azul. La figura femenina aparece enmarcada por un entramado vegetal a modo de nicho que permite contemplar un amplio escenario enriquecido por la variada gama de azules color emblemático de nuestro artista en estos momentos.

El color azul tiene un carácter aristocrático y un componente romántico muy del Gusto de Maeztu ya que aporta un elevado tono melancólico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies