Henri Hans Pfeiffer (Kassel 1907- Maisons Laffite 1994)

Henri Hans Pfeiffer (Kassel 1907- Maisons Laffite 1994)

Henri Hans Pfeiffer. Exposiciones Museo Gustavo de Maeztu

Henri Hans Pfeiffer. Exposiciones Museo Gustavo de Maeztu

A partir del sábado 13 de diciembre de 2014, y hasta marzo de 2015, el Museo Gustavo de Maeztu de Estella-Lizarra presentará la exposición “HENRI HANS PFEIFFER” (1907-1994)

Esta muestra que de manera singular y excepcional nos acerca el profundo compromiso que con el arte y en concreto con la pintura tenía el magnífico artista alemán PFEIFFER, nos presenta por primera vez en Navarra, una exposición selecta a través de la cual podemos apreciar en toda su dimensión la vasta y significativa calidad de la obra de este interesante pintor del pasado siglo.

La muestra en total reúne más de 18 obras del pintor, pertenecientes a colecciones privadas, realizando un exhaustivo recorrido por la producción del artista Alemán a través de piezas muy representativas del lenguaje creativo de este singular pintor.

LA EXPOSICIÓN

La muestra es una ocasión especial de poder contemplar en Navarra por primera vez a través de la obra pictórica de HENRI HANS PFEIFFER, el recorrido artístico y vital de este creador Alemán tan desconocido en nuestra Comunidad Foral. La búsqueda por expresar la realidad del entorno social, político y cotidiano ha sido una constante en la historia del arte universal. Por ello

“HENRI HANS PFEIFFER” (KASSEL 1907- MAISONS LAFFITTE 1994)

Se inscribe en ese grupo de artistas que, con un lenguaje singular y propio, con una trayectoria fiel así mismo, es decir sin concesiones a lo banal ni a lo superficial, supo plasmar con maestría y lirismo, la visión de sí mismo en el mundo que le tocó vivir.

El mundo por el que se movió es sin duda, el que marca la historia del arte contemporáneo.

Henri Hans Pfeiffer, nace, un 12 de junio de 1907 en la ciudad de Kassel (Alemania) con arte acumulado en su árbol genealógico durante siglos, aparte de lo que él mismo aportaría en su coherente y creadora obra a lo largo del tiempo. Poco puede saber ese niño, nacido de una familia relacionada con la creación desde hace tanto tiempo, que por sus venas corre la sangre de más de una docena de pintores que arrancan, que sepamos, de un reconocido pintor de vidrieras que se remonta al siglo XVI, además de notables artistas que se fueron sumando durante sucesivas generaciones. No debe entonces extrañarnos que pinceles y tintas, material de dibujo y colores, acompañaran sus juegos además de una refinada y exquisita educación donde la música, tan amada en sus tierras germanas, y la lectura bien encauzada, formarían parte importantísima de ese mundo especial donde su temprana vocación se desarrollaría.

Para él, como para algunos artistas del Renacimiento, todas las artes, la pintura, la poesía, la música, la escultura e incluso la arquitectura formaban un entramado, un todo armonioso de correspondencias y correlaciones que se entretejían sin estorbarse.

Cuando observamos de cerca un cuadro de este artista, no sólo admiramos una composición perfectamente equilibrada de variados recursos y registros; sencillez magistral donde nada parece dejado al azar sino que, al mismo tiempo, un halo de espiritualidad cruza estas creaciones como si fuera una partitura dirigida al silencio interior del que observa en silencio. Y, a la vez que nos impulsa a mirar más allá de lo creado, se nos ofrece la posibilidad de indagar, de explorar lo que se revela a través de la técnica precisa, de los visuales signos abstractos o como acompañados de una música inaudible, emocional, que parece abrazar su obra toda, acaso liberada por una magia espacial, envolvente, sugestiva. Con misterio.

Estamos ante una ocasión única, es la primera vez que puede contemplarse este trabajo singular, la primera vez que este canto de autenticidad, buena pintura y sinceridad creativa se exhibe en Navarra, y lo hacemos desde el MUSEO GUSTAVO DE MAEZTU en lo que es un compromiso con el arte auténtico, el arte de los grandes para todos los públicos. Estamos ante una muestra comprometida, veraz, delicada y valiente, cargada de sensibilidad y maestría formal.

La exposición ha sido producida para ser contemplada con total reverencia y detalle, el Museo GUSTAVO DE MAEZTU en esta ocasión gracias a la colaboración y la voluntad generosa de los propietarios y el patrocinio de REVISTART, nos permite contemplar esta muestra excepcional y relevante, que le hace continuar en la línea de producciones de gran calidad dirigidas al público de Navarra y a todo aquel que desee disfrutar con la contemplación de una muestra de indudable contenido pictórico y calidad contrastada.

El Museo Gustavo de Maeztu centra el núcleo de su programación en lo que denominamos el Programa EN DEFENSA DE LA PINTURA, que nos permite acercarnos al arte a través de la especialización de la pintura y todas las técnicas que en torno a ella configuran le creación artística.

RECORRIDO EXPOSITIVO

La muestra sigue un recorrido estético y cronológico, siguiendo el recorrido de la edición, y está ubicada en EL ESPACIO UNO del Museo Gustavo de Maeztu.

HORARIOS Y FECHAS

La exposición “HENRI HANS PFEIFFER” (KASSEL 1907- MAISONS LAFFITTE 1994)

  • Podrá visitarse del 13 de diciembre de 2014 hasta marzo de 2015.
  • El horario de visita es días laborables, de 9,30 a 13 horas.
  • Sábados, Domingos y Festivos de 11 a 14 horas.
  • Lunes cerrado.
  • La entrada es gratuita.

INAUGURACIÓN

EL acto de PRESENTACIÓN E INAUGURACIÓN tendrá lugar en el MUSEO GUSTAVO DE MAEZTU, el próximo sábado, día 13 de diciembre a las 11 horas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR