Curiosidades del Palacio de los Reyes de Navarra

Curiosidades del Palacio de los Reyes de Navarra

El legado más importante del arte románico navarro son las iglesias, pero junto a ellas se edificaron un buen número de construcciones civiles igualmente interesantes (palacios, torres, castillos, hospitales, fuentes, etc.).

ARQUITECTURA

En la ciudad de EstellaLizarra se encuentra el único edificio románico de carácter civil en Navarra, y de los pocos que hay en España junto con el castillo de Loarre (Huesca) y las murallas de Ávila; estamos hablando del Palacio de los Reyes de Navarra. Tiene una estructura en forma de U, con tres fachadas que dan a la calle de la Rúa, a la plaza de San Martín y al río. Sin duda, la más importante, desde el punto de vista arquitectónico, escultórico y decorativo, es la de la Rúa, en primer lugar, porque por delante de ella discurre el Camino de Santiago y, en segundo lugar, porque su orientación sur es la más favorable para la residencia.

Arquitectónicamente, el palacio constaba en origen de dos niveles (el tercero, de ladrillo, es del siglo XVIII). En el lado de la Rúa, el inferior se caracteriza por la presencia de cuatro grandes arcos de medio punto que, se piensa, darían acceso a una sala usada para administrar justicia; y el primer piso tenía la función de planta noble, iluminado también por otras cuatro ventanas con arquillo, columnas y capiteles esculpidos. La fachada que da a la plaza también tiene ventanas en el primer piso, mientras que en el nivel inferior solo hay muro. La tercera de las fachadas incluía la torre. Se desconoce cómo era la ordenación interior.

USOS DEL EDIFICIO

Hasta que se convirtió en Museo Gustavo de Maeztu (14/06/1991), en los últimos tiempos se le conocía como Palacio de los Duques de Granada de Ega, por ser estos sus propietarios. Se han encontrado documentos que acreditan su condición de residencia regia desde el siglo XIII, y tenemos la certeza de que en el siglo XIV los reyes disponían de una casa en la Rúa, que también era habitada por funcionarios reales, pudiéndose tratar de este edificio.

Ha habido opiniones que han querido ver en esta construcción una casa de juntas concejil, pero que rápidamente hay que descartar, porque el concejo de Estella se reunía en la iglesia de San Martín, justo al otro lado de la calle. También se ha llegado a pensar que el edificio se utilizó como lonja, perteneciente al monasterio de Irache; sin embargo, parece poco probable que un monasterio embelleciese, de la manera que lo hizo, un edificio comercial.

Por tanto, y resumiendo, la hipótesis más verosímil es la de que fue palacio real. No disponemos de referencias arquitectónicas o documentales que permitan fijar la cronología, pero puestos a encontrar un promotor, el monarca Sancho VI “el Sabio” es el que presenta una trayectoria política y artística más proclive a este tipo de construcciones.

 

Para ampliar la información recomendamos consultar la siguiente obra:

FERNÁNDEZ LADREDA, C. (directora), MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. y MARTÍNEZ ÁLAVA, C.J.: ‘El Arte Románico en Navarra’, Gobierno de Navarra, Pamplona, 2002, pp. 288-293.

Acceso online al libro: http://www.culturanavarra.es/es/el-arte-romanico-en-navarra

 

CAPITEL DE ROLDÁN Y FERRAGUT

El gran atractivo del Palacio de los Reyes de Navarra son sus capiteles, fundamentalmente los que se encuentran en la planta inferior de la fachada que mira a la iglesia de San Pedro de la Rúa. En su mayoría, son de temática vegetal, salvo dos que son historiados, y es precisamente de uno de ellos del que vamos a tratar hoy.

Se trata del capitel dedicado al combate entre Roldán y Ferragut, un episodio legendario de carácter profano, aunque susceptible de una interpretación cristiana moralizante: Roldán representa al caballero cristiano y Ferragut al musulmán.

El relato comienza en el lado izquierdo del capitel, donde se puede apreciar a un guerrero -posiblemente Ferragut- portando una lanza con pendón y un escudo redondo, dirigiéndose al combate. El episodio continúa en la cara opuesta del capitel, donde Ferragut y Roldán aparecen luchando a pie, el primero con maza y con la cabeza al descubierto, y el segundo con con escudo almendrado (decorado con una cruz) y espada. Por último, en el frente del capitel se ha decidido plasmar el enfrentamiento final a caballo, ambos con armadura, escudos y lanzas. Es muy curioso el detalle de la lanza de Roldán clavada en el ombligo de su enemigo, al tiempo que la de Ferragut se rompe al chocar con el escudo de Roldán. Entre ambos caballos se ha esculpido a Ferragut decapitado mientras cae del caballo.

Hay expertos que han sugerido una posible influencia de la pelea entre David y Goliat, de quien, según la crónica, descendía Ferragut. A pesar de ser un capitel de temática profana, no se descarta una posible intención moralizante, ya que se podrían interpretar el combate entre Roldán y Ferragut como una lucha entre la soberbia y la humildad, por lo que estaríamos ante una psicomaquia, es decir, una representación alegórica en la que las virtudes humanas son representadas por personas para entablar una lucha contra los vicios, también personificados.

Este capitel también ha despertado interés por ser el único que lleva la firma del posible escultor.

Para ampliar la información, recomendamos consultar la siguiente obra:
FERNÁNDEZ LADREDA, C. (directora), MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. y MARTÍNEZ ÁLAVA, C.J.: El Arte Románico en Navarra, Gobierno de Navarra, Pamplona, 2002, pp. 362-364.

Acceso online al libro: http://www.culturanavarra.es/es/el-arte-romanico-en-navarra